Blog

Protocolos del Clero para la seguridad de la salud pública

13 de marzo de 2020 | Preocupaciones de salud pública 

Al igual que en cualquier momento de crisis en la vida de una persona, la presencia de un sacerdote o diácono puede ser reconfortante y brindar esperanza a quienes sufren.

Se le pide al clero que revise la siguiente información, ya que brindan atención a los afectados por el coronavirus.

  • Manténgase al pendiente de comer alimentos saludables, beber agua y descansar lo suficiente.
  • Visitar los hospitales puede requerir llenar documentación antes de la visita.
  • Para aquellos mayores de 60 años y / o con una enfermedad crónica, sea especialmente prudente en protegerse teniendo en cuenta lo siguiente:
  • Por favor practique el distanciamiento social (al menos seis pies de distancia de los demás) durante su celebración de la misa. Esto significa:
  • no debería saludar a las personas antes y después de la misa;
  • debe observar el espacio apropiado en las procesiones y cuando esté sentado; y
  • no debe distribuir la Sagrada Comunión a la asamblea. Los ministros ordinarios y extraordinarios de la Sagrada Comunión que son menores de 60 años deben ser utilizados para la distribución de la Comunión a los fieles.
  • Mantenga un distanciamiento social de seis pies entre usted y los demás en el confesionario.
  • Si se enferma y, si es necesario, informe a alguien que puede ayudar a cuidarlo. La enfermera de bienestar de nuestros sacerdotes es Kimie Bax, número telefónico 573-953-9031.

Para obtener las últimas actualizaciones de los CDC y para descargar útiles hojas informativas sobre el coronavirus distribuibles e imprimibles, visite: www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/communication/factsheets.html.